La Comisión de Auditoría, motor de los avances

La Comisión de Auditoría, motor de los avances

En este proceso, la Comisión de Auditoría es la pieza esencial en el impulso de las direcciones de Auditoría Interna. Inversores y reguladores la observan como la clave de la salud del sistema de control y supervisión de las compañías. La base del trabajo se consigue cuando el Comité de Auditoría es capaz de garantizar que la Auditoría Interna cuente con:

  • Autoridad, respeto y apoyo suficientes dentro de la organización;
  • Acceso ilimitado a todos los registros, activos, personal e instalaciones;
  • Autorización al responsable de Auditoria Interna para obtener toda la información y explicaciones que considere necesarias;
  • Y recursos humanos y técnicos adecuados para llevar a cabo su labor de forma eficaz.

 

A partir de esta base, el enfoque de los retos de la dirección de Auditoría Interna se centra en 5 prioridades clave:

1. Mejora del enfoque de riesgos de la compañía: El sistema actual de evaluación de riesgos debe mejorar para poder aportar información útil para la gestión. Los retos en esta área afectan sobre todo a:

  • la fragmentación. Es frecuente que diferentes sistemas de valoración y gestión de riesgo convivan en la compañía;
  • la cuantificación. Los sistemas de valoración y gestión deben evolucionar hacia sistemas de gestión cuantitativos;
  • la atención a los riesgos emergentes. El sistema debe ser capaz de identificar y valorar riesgos del entorno emergentes y complejos, especialmente aquellos provenientes del uso intensivo de la tecnología, de la internacionalización o de marcos regulatorios dinámicos.

 

2. Asesor clave para el Consejo: La dirección de Auditoría Interna debe centrarse en aquello que es relevante para el Consejo. Su desarrollo será proporcional a su capacidad para entender y contribuir a los objetivos de la organización. Su trabajo debe ser diseñado teniendo en cuenta las prioridades de la organización y los riesgos que afronta. Se trata de una función apreciada por la organización.

 

3. Herramienta clave de la Comisión de Auditoría:
La dirección de Auditoría Interna debe ser considerada como un instrumento clave de aseguramiento al servicio de la Comisión de Auditoría y del consejo en el cumplimiento de las responsabilidades que le son indelegables por naturaleza. Un asesor que goza de la confianza del consejo y de la alta dirección de la compañía para llevar a cabo tareas de elevada complejidad.

4. Integra y aporta eficiencia en las funciones de aseguramiento:El enfoque de aseguramiento debe encontrarse orientado también al aumento de la eficiencia. La integración de los sistemas en torno al concepto GRC (Gobierno, Riesgos y Cumplimiento) debe ayudar al auditor interno a impulsar la simplificación de los esquemas organizativos y automatizar la monitorización continua de determinados riesgos y controles.

 

5. Agente de cambio:  El auditor interno debe ser un agente de cambio con competencias para apoyar el desarrollo efectivo de transformaciones y promover una cultura corporativa basada en los valores distintivos de la compañía.

No Comments

Comments are closed.